La edificación del refugio establece una relación entre objeto arquitectónico y paisaje cordillerano que se transforma en símbolo de la presencia humana en regiones remotas y de condiciones extremas...

REFERENCIA Y MEDIDA EN LA CORDILLERA DE ÑUBLE

Refugio de montaña e intervención en el paisaje volcánico e hidrológico del valle de Aguas Calientes

Nombre:              Referencia y medida en la cordillera de Ñuble

Ubicación:           Valle de Aguas Calientes, Pinto

Superficie:           260 m2

Profesora Guía:  Claudia King

Año de Proyecto: 2018

Las actividades deportivas al aire libre han experimentado un gran auge en los últimos años. Es urgente reivindicar el acceso libre a la montaña en condiciones de seguridad adecuadas, disponiendo de infraestructura de montaña y de emergencia ante eventuales accidentes y/o desastres naturales.

El Valle de Aguas Calientes es una cuenca semicircular por donde escurren numerosas vertientes termales, se emplaza en la cordillera de Ñuble, al sur del complejo volcánico Nevados de Chillán con sus más de 3.000 metros de altura. Para llegar al lugar es necesario ascender por un sendero de 3.5 km desde las termas de Chillán, hasta alcanzar 2.400 de altura y posteriormente descender al valle en dirección oriente.

Con el objetivo de acondicionar una de las rutas más frecuentadas y riesgosas del complejo volcánico Nevados de Chillán, se propone reforzar la red de infraestructuras deportivas existentes, mediante la implementación de un refugio funcional de montaña y una serie de intervenciones menores. Con esto, el proyecto busca también abrir la posibilidad a que las actuales estructuras de montaña sean rehabilitadas y se re configuren en función de dicha red.

La propuesta, en concreto, consiste en un refugio de montaña autosuficiente y de libre acceso a la comunidad montañista, bajo la tutela y mantención de la Asociación de Andinismo Ñuble (ASAN). Entidad sin fines de lucro compuesta por clubes de montaña de la zona. Acondicionado para la ejecución de operaciones de emergencia asistidas por el Cuerpo de Socorro Andino del valle Las Trancas.

Los clubes de montaña son asociaciones deportivas sin ánimo de lucro que han contribuido en el desarrollo de deportes al aire libre, en el reconocimiento del territorio y en la gestión de infraestructura de montaña.

ROCA, EN SU ESPERA DESHABITADA

HABITACIÓN, PARA QUIEN LO ENCUENTRA

La edificación del refugio establece una relación entre objeto arquitectónico y paisaje cordillerano que se transforma en símbolo de la presencia humana en regiones remotas y de condiciones extremas.

Se entiende en relación con su emplazamiento cordillerano, transformándose, como un faro en referencia y orientación para el forastero, quien al orientarse en la extensa geografía circundante, se torna un habitante más del lugar, un habitante de los Andes.

HABITAR EN CORDADA, HABITAR COMUNITARIO

Cordada: grupo de montañistas sujetos por una misma cuerda.

La cordada cobra vital relevancia en cada expedición. Los lazos humanos se fortalecen, basando su relación en confianza y apoyo mutuo.

El habitar al interior de un refugio de montaña se asemeja al de una cordada en su campamento; los límites entre lo público y lo privado se vuelven difusos, dada a la lejanía de la urbe y sus códigos sobre todo en casos de emergencia-.

La convivencia en grupo es fundamental, por lo mismo, es esencial generar espacios que faciliten la reunión de los ocupantes, en torno al fuego, y ante el vasto paisaje de los Andes.

El refugio cumple un rol mediador entre lo dramático que se suele ser experimentar el paisaje andino frente a la manifestación propia de la naturaleza en el lugar, y el humano, limitado a la contemplación de lo sublime del territorio.

 

 

 

menu
menu